El viejo y ruinoso castillo de Buñol se hundió la noche del 4 de agosto causando seis muertes. Ahora convertido en albergue para gentes pobres, a su alrededor se habían construído modestas viviendas para los más necesitados.

Inexpugnable fortaleza en los tiempos de la Reconquista, estaba enclavado entre dos peñones. Parte de su mole se desprendió con estrépito y sepultó unas treinta casas de la calle de Palafox.

Noventa familias sin techo

Además de los seis muertos, hubo siete heridos. El derrumbe afectó a las casas de las calles Mayor, Mallorquines, Castaños y Huerto del Castillo. Unas noventa familias se vieron privadas de techo pero pronto llegó la ayuda. Aquella misma noche se organizó un tren de auxilio. En él marchaban el gobernador civil y buena parte del personal de la Cruz Roja, portando el material necesario.

El Gobierno envió al director general de Obras Públicas, Luis Armiñán, quien dio orden de que se derribase la parte ruinosa del castillo con una subvención de 25.000 pesetas. En Valencia se han abierto suscripciones y el prelado de la diócesis ha acudido solícito a repartir un donativo. En el teatro de Serrano y en el muelle de poniente se han celebrado funciones y fiestas a beneficio de las familias más perjudicadas.

Buscador por años

 

Buscador por palabras

Aporta contenido histórico nuevo

Aporta contenido relacionado con la noticia

Formato: 2019
Entre 1900 y 1999
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <p> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <b> <B>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Si tu contenido está relacionado con algún articulo que hayas encontrado, puedes vincularlo con este buscador automático.
Imagen: Order
Máximo tamaño del fichero: 2 MB
Extensiones permitidas: png gif jpg jpeg
Introduce la dirección o el código embebido de YouTube donde esté el video que quieras añadir
Consigue vídeos en YouTube