| 1958 | Noticias

Gala en beneficio de los damnificados por las inundaciones de Valencia

Noche valenciana en Nueva York

Por Josefina Carabias

Cincuenta mil dólares es la bonita cifra redonda recaudada en el festival que se celebró hace algunas noches en Nueva York a beneficio de los damnificados por las inundaciones de Valencia. Tal cantidad no representa solamente la generosidad de una ciudad, sino el esfuerzo y el corazón puestos en la empresa por una valenciana ilustre, que fue quien cargó voluntaria y alegremente con el peso de la organización. Esta valenciana es Lucrecia Bori, la gran cantante retirada, pero que continúa siendo personaje destacadísima en la vida social y artística de Nueva York.

Cincuenta mil dólares son muchos dólares incluso para Nueva York. Aunque otra cosa crean en Europa, el dinero no anda aquí por los suelos. Levantar una cantidad como la que ha levantado Lucrecia Bori para su Valencia y conseguir que la gente la dé con entusiasmo es cosa más bien difícil. Además, no se trataba solamente de dinero. El festival-concierto promovido por Lucrecia Bori y realizado con tan enorme éxito, no ha representado solamente un beneficio material, sino un homenaje a Valencia, una propaganda fabulosa a favor de la bellísima ciudad española. La tierra valenciana, que ha dado al mundo tantos artistas célebres, debe sentirse orgullosa al comprobar que esos hijos ilustres suyos no la olvidan nunca y que, por muy internacionales que lleguen a ser, siempre continúan siendo, antes que nada, valencianos fanáticos. El festival-concierto organizado por Lucrecia Bori terminó con un coro que no figuraba en el programa. Un coro de miles de voces -excelente orfeón improvisado, compuesto por la totalidad del público- que cantó a voz en grito el Valencia del maestro Padillo. ¡Fue algo hermoso y conmovedor!.

Aparte el lleno absoluto que se registró en el teatro, los nombres de Valencia y de Lucrecia Bori unidos habían suscitado donativos de mucha consideración y la reunión de una gran cantidad de objetos valiosos -uno de ellos era un Chevrolet- que se rifaron, se vendieron y se subastaron. Por un billete de avión de ida y vuelta a Valencia un americano pagó dos mil dólares, es decir, más de tres veces su precio. Elizabet Arden ha creado un nuevo perfume al que le ha puesto el nombre de Valencia. No sólo regaló frasquitos de muestra a las señoras asistentes, sino que ha resuelto dedicar el diez por ciento de los beneficios de la venta de dicho perfume en España durante un año a engrosar la suscripción valenciana.

Artistas tan famosos como Victoria de los Ángeles, José Iturbi y su hermana Amparo y la diva del Metropolitan Opera, Lucía Albanese, actuaron en el festival con gran entusiasmo. Como no es fácil encontrar reunidos en un sólo espectáculo tantos artistas de talla internacional, las entradas estaban agotadas desde varios meses antes. Hubo mucha gente que pagó espontáneamente el doble, el triple y aun diez veces el valor de los billetes que no se habían puesto muy caros precisamente para que los españoles humildes que residen en Nueva York pudieran disfrutar del espectáculo patriótico y al mismo tiempo proporcionarles la alegría de ayudar a su tierra.

Uno de los detalles más bonitos fue el siguiente: Cuando Lucrecia Bori dijo que la recaudación se había cerrado en cuarenta y ocho mil seiscientos diecinueve dólares, una dama americana amiga suya la llamó aparte diciéndole: "No me gusta esa cifra quebrada y larga, Lucrecia. Te la voy a redondear". Y sacando su libro de cheques escribió allí lo que faltaba para que estuvieran los cincuenta mil completos.

Salvador Dalí regaló un cuadro que un comprador espontáneo se apresuró a adquirir antes de que saliera del estudio del pintor, y se espera que el gran éxito del festival neoyorquino y el entusiasmo expansivo de los que lo presenciaron dé lugar a que la cifra se estire y a que sea de nuevo quebrada y redondeada. El embajador de España, don José María de Areilza, que acababa de llegar de Madrid, retrasó veinticuatro horas su venida a Washington para quedarse en Nueva York y poder asistir al concierto que representó una explosión de entusiasmo por nuestro país y una prueba más de la simpatía y admiración que la bendita tierra valenciana despierta en cualquier parte del mundo.

Buscador por años

 

Buscador por palabras

Aporta contenido histórico nuevo

Aporta contenido relacionado con la noticia

Formato: 2020
Entre 1900 y 1999
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <p> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <b> <B>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Si tu contenido está relacionado con algún articulo que hayas encontrado, puedes vincularlo con este buscador automático.
Imagen: Order
Máximo tamaño del fichero: 2 MB
Extensiones permitidas: png gif jpg jpeg
Introduce la dirección o el código embebido de YouTube donde esté el video que quieras añadir
Consigue vídeos en YouTube